Turismo

Qué visitar

C/ Fuente Santa, s/n. Teléfono: 955783627
El museo está basado en una ruta auto guiada a través de paneles explicativos, herramientas, soportes audiovisuales y exposiciones fotográficas, para entender la extracción, transformación y comercialización del granito.

Camino de la Basílica, s/n.
Al ser Gerena en la antigüedad una encrucijada de caminos, la basílica debió ser muy visitada, sobre todo por comerciantes de minerales y cereales, por nobles de Itálica y especialmente por peregrinos de la ruta sur del Camino de Santiago, cuya primera estación a partir de Itálica era sin duda Gerena y su basílica.

C/ La Iglesia, s/n.
Casa-Cortijo de principios del s. XVII construído sobre una gran piedra. Pertenecía al Conde de Santa Coloma, Conde de Gerena. Actualmente pertenece al Marqués de Albaserrada.

C/ Fuente de los Caños, s/n.
Es uno de los restos arquitectónicos de mayor interés en Gerena. Nos remontamos a la época romana de donde viene la primera arqueta (fuente vieja) y las termas. Es probable que el rebose de esta primera fuente sirviera de abrevadero.
Aprovechando la construcción primitiva se construyó el recinto protegido por los postes de granito para evitar la entrada de carros y ganado.
La Fuente, de formas neoclásicas, se restauró en 1883, siendo alcalde Tomás Gutiérrez Nuñez. En la restauración se respetaron los asientos y los dos caños de la fuente.
Esta situada en la parte más baja del pueblo y durante siglos ha habido presencia humana gracias al agua.

C/ La Iglesia s/n.
Restos de una muralla romana del siglo I que rodeaba al núcleo de la población.

C/ Cristo de la Vera Cruz, nº 36.
Se encuentra ubicada en lo que hoy día es una calle céntrica de nuestro pueblo, la cual era antiguamente conocida como calle de San Benito.
Los orígenes de esta Iglesia se remontan a los tiempos de la reconquista cristiana. Así hacía el año 1258 S.M. Alfonso X el Sabio, tras la reconquista de Gerena llevada a cabo por su antecesor y padre Fernando III, dona unos terrenos a una comunidad de monjes benedictinos, posiblemente cistercienses, para su asentamiento y manutención en esta localidad. Dicha comunidad venía acompañada de la Orden Militar de Alcántara, los cuales fueron los encargados de la recapitulación de Gerena.
Esta capilla fue iglesia del antiguo Hospital de San Benito, desaparecido hoy día, fundado por dicha comunidad benedictina a mediados del s. XVI, el cual atendía y servía de descanso a los peregrinos y transeúntes que por el camino de la plata pasaban por Gerena hacia Santiago de Compostela, tal y como se menciona en la reseña histórica.
Ocupa la antigua capilla del Hospital de la Sangre. Su construcción data de mediados del s. XVIII y en su interior el edificio presenta una única nave.
La Iglesia de San Benito Abad, o Capilla de Abajo como es conocida por todos los gereneros, es propiedad y sede canónica de la Hermandad desde el año 1589 con aprobación del licenciado Bernardo Rodríguez, provisor general de la Santa Iglesia y Arzobispado de Sevilla, por el excelentísimo señor D. Rodrigo de Castro Presbítero, Cardenal de la Santa Iglesia de Roma y Arzobispo de la expresada Diócesis, aunque ya convivían en este lugar desde mediados del s. XVI las Hermandades del Señor San Benito y del Santo Cristo de la Vera-Cruz.
Actualmente contiene la reserva del Stmo. Sacramento, concedida por el Cardenal D. José María Bueno Monreal en el año 1979, y es Iglesia Subsidiaria de la Parroquia y también sede de la Hermandad de la Veracruz.

C/ San Sebastián, s/n.
Antigua ermita de Santa Maria de la Asunción y hospital de transeúntes, se cree que fue construida a principios del s. XVI. Se encontraba situada dentro de la antigua muralla que rodeaba a Gerena. La capilla es un edificio de estilo mudéjar, de una sola nave, con cubierta de artesa, presbiterio en media naranja y coro a los pies. Dedicada a la Hermandad de la Soledad.
El Sábado Santo hace su procesión el Cristo del Santísimo Entierro (Cristo Yacente), obra anónima del s. XVI, y la Virgen de la Soledad, de la segunda mitad del s. XVII. Cada tres años esta hermandad sale en Resurrección con nuestro Señor de la Paz.

C/ La Iglesia, s/n.
En el s. VIII, ya conquistada Gerena, se construye la iglesia a partir de la torre (zona del altar) hacia la puerta del perdón. En ella trabajaron musulmanes, por eso los arcos que separan las dos partes de la iglesia son de estilo mudéjar y la techumbre un artesonado de madera. El altar mayor fue construido también en esa fecha. Se construye desde el s. VIII al XIV y en varias etapas. En el s. XVI, se llevó a cabo una ampliación en el templo desde el último pilar hasta la puerta del perdón. Se puede ver que los arcos son de medio punto y los anteriores son ojivales. La última puerta se hace de ladrillos (bicromos-dos colores) es del Renacimiento.
En el s. XVIII el terremoto de Lisboa destruye la torre y hubo que reconstruirla. Durante la República (1932), sufrió un gran incendio. Lo único que se salvó fue una talla de estilo gótico de un crucificado. En él se aprecian los daños que sufrió en el incendio. El techo se reconstruye con bovedillas y hierro en 1936. En la entrada hay una lápida conmemorativa. El retablo es donación de un convento de Carmona, y las pilas bautismales son de un antiguo convento de Gerena. Los zócalos que se colocan, son de cerámica trianera. Son de la fábrica Montalbán y están hechos uno a uno. También se conservan algunas piezas de orfebrería de plata mejicana de Potosí, como la cruz parroquial.
En el año 1970, se colocó el altar donde se ofician las misas, hecho de granito de Gerena. Consta de 2 piezas que pesan 2.000 kilos. Al hacer el agujero para su colocación, se descubrió una cripta debajo del altar. En ella se encuentran 5 cajas de restos que corresponden a los herederos de los condes de Gerena, entre ellas está la de una niña que era la hija del conde. También está García de Leanís (familiar). El conde de Gerena compró la villa a Bucarelli, de origen italiano, y que fue el primer conde de Gerena.

Plaza construida en una zona alta del pueblo desde donde se tienen unas maravillosas vistas de gran parte del pueblo, de las canteras y de la campiña sevillana.